Las picaduras de este insecto producen irritación cutánea, riesgo de infecciones secundarias, incomodidad e insomnio

noticia3Gracias al estudio elaborado, por primera vez, por la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), cuyo objeto es determinar la incidencia de esta plaga en nuestro país, podemos extraer una importante serie de conclusiones para aplicar en nuestros hogares.

Principales “escondites” de las chinches: colchones, mesillas de noche y molduras

Las chinches de la cama han sido encontradas en mayor medida en colchones (19,1%), seguido de las mesillas de noche (11,1%) y molduras (10,6%), aunque también pueden ser detectados en otros lugares, obteniendo unos porcentajes muy similares entre ellos.

Teniendo en cuenta estas proporciones, es lógico que si se han detectado chinches en los colchones, haya una mayor probabilidad de encontrarlos en las mesillas de noche, así como en la ropa de cama. Esto se debe a que las chinches son insectos de actividad nocturna que se alimentan exclusivamente de sangre, preferentemente humana y, en consecuencia, suelen esconderse en lugares próximos a su fuente de alimentación: el hombre.

Los muebles son, por esta razón, un refugio habitual de las chinches de la cama, por lo que es común encontrarlas en los cabeceros de cama, somieres, camas, armarios, sofás y sillas.Asimismo, también se ha detectado esta plaga en otros lugares como rodapiés, armarios, tapajuntas y puertas.

Causas de infestación

Por otra parte, la principal causa de infestación es el equipaje contaminado (47,8%), seguido de los colchones y de la ropa de cama contaminada (26,9%).

Teniendo en cuenta lugares principales en los que se detecta su presencia, es lógico que los hoteles sean los establecimientos en los que se hayan realizado más servicios, seguidos de los domicilios particulares, puesto que vivimos en un mundo globalizado en el que son habituales los viajes internacionales. Por otra parte, en la mayoría de los casos, el servicio se limita a realizar un tratamiento curativo.

Prevención y control

Los métodos de prevención más habituales son la limpieza, vigilancia e inspección de los lugares donde se detectó la presencia de esta plaga.

Debido a que la mayoría de los tratamientos realizados para combatir esta plaga se han llevado a cabo en colchones y ropa de cama, ANECPLA recomienda como métodos “curativos”, deshacerse de los mismos, y como métodos preventivos lavar y planchar la ropa de cama a temperaturas muy elevadas. No obstante, la mayoría de los establecimientos donde se ha detectado la presencia de esta plaga no realizan ningún tipo de procedimiento para evitar la contaminación o proliferación de la misma.

Por su parte, Milagros Fernández de Lezeta, directora general de ANECPLA, subraya la importancia de la prevención, especialmente en los hoteles y demás establecimientos de hospedaje, al ser los lugares que presentan un mayor nivel de infestación, pues son particularmente vulnerables. “No siempre es posible evitar la introducción de estos parásitos, especialmente, en ciertas localizaciones donde la afluencia de viajeros es elevada, como en el caso de hoteles y hostales, de ahí que la prevención resulte el método más eficaz”, señala.

En caso de producirse una infestación por este insecto, ANECPLA recomienda acudir a los servicios de una empresa especializada y advierte a los usuarios que precisen de este tipo de servicios, que comprueben que el profesional y la empresa contratada cumplen con los siguientes requisitos: la empresa debe estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/ Biocidas; sólo se pueden aplicar productos registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo; y el personal encargado de realizar los tratamientos debe estar en posesión de un carné que le acredite como especialista para desempeñar su labor. Por último, el responsable del tratamiento tiene que informar de las medidas de seguridad que se deben tomar antes, durante y después de cada actuación y, especialmente, de los plazos de seguridad que deben ser de obligado cumplimiento.

La chinche de la cama no transmite ninguna enfermedad, sin embargo, sus picaduras pese a ser indoloras e imperceptibles son causa importante de irritación cutánea, riesgo de infecciones secundarias, incomodidad e insomnio.


Acerca de ANECPLA

ANECPLA es la asociación estatal de control de plagas y vectores sanitarios. Constituida en 1992,asocia a más de 290 empresas que representan, aproximadamente, el 75% del volumen de facturación del sector en España, y cuyos principales objetivos se centran en la consolidación de un sector profesionalizado que vele por la salud pública y el medio ambiente y la lucha contra el intrusismo.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar